Fotograma Campaña 'No Mires Para Otro Lado'

Violencia de Género: Estamos despertando

Fotograma Campaña 'No Mires Para Otro Lado'

Se acerca el 25 de noviembre y como cualquier persona u organización preocupada por la violencia de género y sus terribles consecuencias quiero colaborar con un pequeño texto en esta efemérides.

Casi cada año escribo que estamos mal, peor que el anterior. Me baso para ello en análisis de distintos indicadores y en cifras muy repetitivas. Pero este año va a ser distinto, no porque los indicadores vayan bien –que no van- ni porque las cifras sean satisfactorias –que no lo son. Es otra cosa…

Este año tengo la sensación que, en cierto modo, estamos despertando. O, al menos, lo están los jóvenes. Y me baso para ello en dos fenómenos muy recientes. El primero el disco de la cantante Rosalía, todo un revulsivo contra la violencia de género, titulado El Mal Querer. El otro fenómeno, al menos a mí me lo parece, se produjo el domingo 11 de noviembre en el programa de TV Salvados en el que un grupo de jóvenes hablaban abiertamente de sexualidad con el presentador.

Pero también despiertan las instituciones, como demuestra la impresionante campaña del Ministerio del Interior sobre la Violencia de Género vista a través de unas gafas de realidad virtual.

En cuanto al programa de TV estos chicos, además de tocar temas que para ellos son relevantes en el asunto de su sexualidad, hablaron mucho y en profundidad de Violencia de Género entre los jóvenes, cuestión no muy legitimada a la que no solemos mirar porque es desagradable de ver. Sin embargo, aquellos chicos hablaron muy abiertamente, no solo de lo ocurrido a una de las chicas y de sus consecuencias, sino de cómo afrontar esta violencia de género entre jóvenes, del apoyo del grupo, del por qué es mejor contarlo y, en especial, contárselo a los padres. Expresaron su convicción de que cuando estás dentro de la rueda de VG solo te puede sacar alguien de afuera haciéndote ver qué es lo que está ocurriendo porque tú no te das cuenta.

Dada la elevada audiencia del programa y la credibilidad acumulada por su equipo de profesionales creo que ha tenido una gran difusión y que se ha podido ver y discutir a lo largo de todo el país. Un ver y hablar que significa una gran repercusión al llegar a gentes de todas las condiciones y rincones.

La puesta en cuestión de la actitud general hacia el problema –que no era el único expuesto pero sí el más impactante- la visualización de cómo se inicia y cómo finaliza no puede más que ejercer de revulsivo para nuestra juventud y también para el público en general.

Si pasamos al disco de Rosalía, independientemente de la opinión que cada uno tenga sobre la artista y su estilo musical, hay que descubrirse el sombrero!! Una chica tan joven que es capaz de conformar un disco completo con canciones dedicadas cada una de ellas a un aspecto del mal querer o maltrato. Y nada menos que sacadas de un texto del siglo XIV. Una ocasión magnífica para reconocer que los clásicos siempre aportan y, en este caso, demuestran que la VG es un asunto que viene de lejos. De muy lejos.

Porque, tal como las feministas decimos, es la cultura patriarcal la que está en la base de este y de otros problemas de violencia hacia las mujeres. No es, por tanto, la VG un hecho y problema aislado que pueda resolverse de forma más o menos independiente asilándolo de la sociedad en la que se incardina. Mientras nuestra sociedad sea patriarcal existirá violencia contra la mujer. Espero que Rosalía tenga muchísimo éxito con su disco pues cada vez que se escuche una de estas canciones se estará reproduciendo mentalmente la imagen de un aspecto de la Violencia, la estaremos conociendo más. Y, en consecuencia, estaremos más preparados para superarla.

Por último he de decir que me ha sorprendido muy agradablemente la campaña publicitaria contra la Violencia de Género del Ministerio del Interior, más que nada por la forma en la que se lleva a cabo a través de la realidad virtual. Al producirse en el mismo momento que el programa de TV y unos días después del concierto de Rosalía en Madrid, ha hecho ver a una población ya sensibilizada otro ángulo del problema. Si hablásemos en términos de aprendizaje diríamos ha fijado conocimientos.

Estas campañas son muy necesarias, imprescindibles, pero calan más en la población cuanto más fuertes y ajustadas a la realidad sean sus imágenes –y estas lo son- y cuanto más innovador sea el formato, que también lo es. Mirar con gafas de realidad virtual y ver escenas de VG, quitarselas y dejar de verla es muy provocador. Y paradójico. Introduce al espectador en su propia responsabidad: si lo veo es porque ocurre, con mis gafas (mis acciones) estoy contribuyendo; si me las quito (mis hábitos machistas y violentos) dejo de ver VG porque ya no ocurre. Fantástico!

A mí no me cabe ninguna duda de que todas estas acciones conseguirán hacernos avanzar en la eliminación de la Violencia de Género y en todas las violencias que padecemos las mujeres.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/shEzBvMtlpk” frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen></iframe>

Marlis González Torres.

Vicepresidenta SXLGSF

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas